Uso responsable del plástico

Con los productos de Plásticos Arango hacemos uso responsable del plástico, ayudando a la conservación del  medio ambiente. Por medio de  aditivos especiales como el  Biosphere y d2w®.

El Biosphere es un aditivo que eprmite que los microorganismos ataquen las cuevas de la cadena polimérica iniciando con una descomposición abiótica (Hidrólisis) y terminando con una descomposición biótica. Es el unico aditivo que cumple con la legislacion europea de productos alimenticios para contacto con alimentos.                 

Esta nueva tecnología permite que los plásticos de polipropileno (PP) y polietileno (PE) se degradan mediante un proceso de Biodegradación.

El proceso se realiza incorporando una pequeña concentración del aditivo durante el proceso de manufactura del producto plástico tal y como ocurre con las tintes que              dan color al plástico.

 

El d2w®, es un aditivo que se incorpora al 1% en el proceso de fabricación, acelerando la degradación total e inofensiva de los productos plásticos a los que se agrega, convirtiéndose en "oxo-biodegradable", pudiendo desaparecer en una escala de tiempo mucho menor, sin dejar ningún residuo tóxico o contaminante como lo son el gas metano y los metales pesados. Todos los plásticos inteligentes d2w®, pueden ser reutilizados y o reciclados mientras ocurre su degradación. Este aditivo es un seguro de bajo costo contra la disposición inadecuada de desechos plásticos en el ambiente. 

Esta nueva tecnología permite que los plásticos de polipropileno (PP) y polietileno (PE) se degradan mediante un proceso de oxo-degradación.

El proceso se realiza incorporando una pequeña concentración del aditivo durante el proceso de manufactura del producto plástico tal y como ocurre con las tintes que              dan color al plástico. La degradación se inicia cuando la vida útil del producto finaliza, esto de acuerdo a la programación del tiempo de vida obtenida de acuerdo al tipo            de  aditivo d2w® utilizado.

El plástico no solamente se fragmenta; este es consumido por hongos y bacterias una vez que el aditivo ha reducido la estructura molecular a niveles que permiten que            microorganismos penetren la cadena de carbono y nitrógeno. Es por esta razón, un proceso biodegradable. La degradación continúa hasta que el material se ha reducido          a no más que CO2, agua y biomasa sin dejar fragmentos de petro-polímeros en el suelo.

 Imprimir